Oscar Wilde y el cinismo

Oscar Wilde

Oscar Wilde, gran talento literario, pésimo gusto para los abrigos (fuente: wikimedia commons)

En 1890 Oscar Wilde publicó su famosa novela “El Retrato de Dorian Gray”. En dicha novela el personaje de Henry Wotton dice la célebre frase: “hoy en día la gente conoce el precio de todo pero no sabe el valor de nada“. Dos años más tarde se estrenó la obra “El abanico de Lady Windermere”, en la que otro personaje de Wilde, Lord Darlington, afirma que “un cínico es un hombre que conoce el precio de todo pero no sabe el valor de nada“.

Siempre me ha llamado la atención la sutil diferencia entre las dos citas. ¿Qué pasó en esos dos años? ¿Se suavizó Wilde? ¿Le pareció que esa actitud que antes había achacado a “la gente” era en realidad solamente propia de “un cínico”? O quizás la frase que sonaba bien en una novela oscura como “El Retrato de Dorian Gray” resultaba demasiado dura para una comedia ligera como “El abanico de Lady Windermer”. O quizás Wilde tenía miedo de que el público teatral no reaccionara bien si se veía reflejado en esa frase, y pensaba que no pensarían que la actitud era propia de ellos si la achacaba únicamente a “un cínico”.

O quizás simplemente Wilde se dio cuenta de que de una y otra forma la frase mantenía su validez. Quizás ocurre simplemente que en el fondo “la gente” y “un cínico” no son sujetos tan diferentes para ese predicado. Quizás es que todos somos un poco cínicos, porque sin darnos cuenta nos vamos sumergiendo cada vez más en un mundo en el que conocer el precio de todo es, lamentablemente, mucho más fácil que saber el valor de nada.

    Related Posts

    Concurso de relatos sobre videojuegos: mi relato entre los ganadores
    La moda idiota de criticar el “selfie stick”
    “Si crees que este juego está bien escrito, deberías leer más libros”
    Pigmalión, My Fair Lady y Pretty Woman

    One thought on “Oscar Wilde y el cinismo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *