¿Qué es mejor, el libro o la película?

Cuando hablamos de películas basadas en novelas en normal oir aquello de “me gustó más el libro”. Pero también hay ocasiones en que las dos historias valen la pena, e incluso excepciones en las que la peícula es mejor que el libro. Hoy voy a poner un ejemplo de cada caso, a ver si estáis de acuerdo [AVISO: SPOILERS incluidos en el post]

1. El libro es mejor que la película. Ejemplo: American Psycho.

Si has leído previamente la novela de Breat Easton Ellis es prácticamente imposible que te guste la película. Hay varios motivos para considerar que la adaptación es mala. Por ejemplo:

Christian Bale en American Psycho

¿A que tengo cara de buena persona? ¿A que sí?

– Patrick Bateman tiene cara de buena persona. Este rasgo es clave para la novela, para su desarrollo y para el mensaje final (los personajes se fijan tanto pura y exclusivamente en el aspecto exterior que no se creen que Bateman sea un asesino ni siquiera cuando lo confiesa). Christian Bale es un gran actor, pero no tiene cara de buena persona. Tanto es así, que cuando al final nadie se cree que sea un asesino en la película no se entiende por qué ocurre esto. El film falla estrepitosamente en este aspecto, que es, quizás, el más importante de la novela.
– Los crímenes son casi “suaves” en comparación. “American Psycho” es la única novela que tuve que parar de leer durante un rato porque, literalmente, me estaba revolviendo el estómago. Para poder rodar este tipo de escenas se requeriría un director con muchísimo talento o una película “gore”. Lo que finalmente se hizo fue cambiar los asesinatos más sádicos por un asesinato con una motosierra al estilo de las películas de terror baratas de los ochenta. Lamentable.
– Los nombres de los diseñadores de ropa no aparecen lo suficiente, el personaje de Luis Carruthers se transformó en una caricatura, la forma en la que Bale habla de los músicos que le gustan lo hace parecer más loco (en lugar de más normal, que es la idea en el libro), el aumento de la frecuencia de los asesinatos está mucho más claro en la novela… Y no digo más, sólo lean la novela, que es excelente.

Otros ejemplos habituales: Soy Leyenda, Dune, Charlie y la fábrica de chocolate.

2. Ambos valen la pena. Ejemplo: El club de la lucha.

La película de Fincher se ha convertido, a día de hoy, en una de las mayores películas “de culto” que existen. Muchos espectadores (entre los que me incluyo), la han visto en multitud de ocasiones y citan sus frases más famosas a menudo. Pero la novela no se queda atrás. Durden pierde, en mi opinión, frente a la interpretación de Pitt, pero el personaje de Marla es bastante más divertido que la interpretación de Helena Bonham-Carter (me encanta la facilidad con la que acepta la doble personalidad del protagonista, algo que nunca ocurre en la película). El final de la novela es de esos finales inquietantes que te dejan con cierto mal cuerpo, mientras que el de la película es mucho más espectacular y cinematográfico. Ambos funcionan a la perfección. Los aspectos más importantes de la historia están presentes en las dos versiones y tanto la dirección de Fincher como el estilo narrativo de Palanhiuk le dan un ritmo muy adecuado a la historia. Recomiendo ambas, en el orden que prefieran.

Otros ejemplos habituales: La naranja mecánica, El nombre de la rosa.

3. La película es mejor que la novela. Ejemplo: Forrest Gump.

En esta parte del post voy a hacer trampa: lo admito, no leí la novela entera. Sin embargo aquí hay algunas cosas que pasan en la novela que seguro que los dejarán tan impactados como a mí: Forrest (que mide casi dos metros y pesa más de cien kilos) va al espacio, junto con un mono. A su regreso, acaba atrapado por un tribu de canívales con los que convive durante cuatro años. Es campeón de ajedrez (además de tener un bajo coeficiente intelectual tiene una rara forma de autismo que le hace ser brillante en algunas cosas), doble de riesgo en el cine y otras muchas cosas extravagantes. La película triunfa haciendo plausible el éxito de Forrest en muchas actividades, pero cuando se trata de engañar al espectador todo tiene un límite. Por otra parte, lo del autismo acercaría -aún más- a Forrest al personaje interpretado por Dustin Hoffman en Rain Man, lo cual habría sido sin duda un gran fracaso.

Otros ejemplos habituales: Tiburón, Blade Runner

Y tú, ¿qué títulos mencionarías en este post?

    Related Posts

    Zootopia/Zootropolis y el argumento dramático en la comedia
    The Disaster Artist, entendiendo al autor de “The Room”
    Crítica de Kung Fury
    Concurso de relatos sobre videojuegos: mi relato entre los ganadores

    4 thoughts on “¿Qué es mejor, el libro o la película?

    1. Aun a riesgo de ir contracorriente, el nombre de la rosa me pareció una excelente película y un tostonazo de libro, solo para lucimiento de su autor pero extremadamente aburrido en muchos pasajes, tanto es así que no me dio la gana de leer las 10 últimas páginas. El padrino, ambos merecen la pena, y a mi personalmente Forrest Gump me pareció mucho mejor el libro que la película, la película un palnfleto americano muy edulcorado, el libro una mordaz crítica, con un humor mucho más ácido que la peli. Ejemplos hay muchísimos, el señor de los anillos, un trabajo excelente en la adaptación al cine, igual que la guía del autoestopista galáctico…

      1. Interesante. A mí la novela sólo me pareció aburrida en las dos o tres discusiones en latín que Umberto Eco decidió no traducir ni con una nota al pie. Por lo demás, me pareció muy buena (y una buena adaptación). La guía del autoespita galáctico coincido en que fue una buena adpatación, aunque creo que aun así no llega al nivel del libro. El Padrino no me lo leí, pero le tengo ganas al libro. Un saludo gatoweb!

    2. A mi la adaptacion de la Guia del Autoestopista me pareció aburridísima, no me esperaba que fuera tan buena como el libro ni de lejos, pero tan poco tan mala.

      Otra pelis mejores que el libro: Reporte Minoritario, Total Recall. Cualquier película basada en cuentos de Philip K. Dick.

      El Señor de los Anillos, la versión cinematográfica es impresionante, pero el libro es aún mejor.

      De acuerdo acerca de Dune (malísima la peli) y La Naranja Mecánica (muy buenas y muy distintas las dos). Los demás ejemplos no puedo opinar porque sólo vi o lei una versión, o ninguna de las dos.

      Algunos ejemplos de libros que superan a la adaptación en cine que se me ocurren ahora: Farenheit 451, 1984, El Conde de Montecristo, Harry Potter.

      Saludos

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *