Por qué nos gustan los videojuegos

Sobre por qué nos gustan los videojuegos hay muchas teorías. Y no es para menos. En la actualidad el mercado de los videojuegos mueve más dinero que el del cine, y sus usuarios han pasado de ser unos pocos “geeks” a ser la gran mayoría. En este post no intentaré hacer un estudio ni nada parecido. Voy a dedicar apenas unos párrafos a explicar los dos motivos por los que, en mi opinión, los videojuegos tienen tanto éxito.

1. Todo depende del usuario.

En la vida real hay muchísimas cosas que no dependen directamente de uno mismo. Por supuesto que tus propias acciones influyen mucho en cómo te vaya la vida, pero como dijo Woody Allen una y otra vez durante la promoción de “Match Point”, la suerte juega un papel muy importante. La suerte, y las acciones de la gente que te rodea. En los videojuegos en cambio, el factor del azar es mucho más limitado. Por norma general, el que juega mejor a un determinado videojuego termina ganando. Y jugar mejor sólo depende de lo mucho que uno practique y de lo mucho que uno procure aprender sobre el juego y su mecánica. Si aprendes más, juegas mejor. Si juegas mejor, obtienes mejores resultados. Así de claro y así de directo.

2. La dificultad se puede ajustar, de modo que siempre es la adecuada.

Se puede empezar con una dificultad muy baja, y luego ir subiendo para hacer el juego más interesante. O puedes jugar a un juego de ingenio o habilidad, en el que los primeros niveles son muy fáciles pero luego se va poniendo más complicado. En cualquier caso, la dificultad siempre será suficiente para que no te aburras, pero no tanta como para que termines frustrado. En comparación con la vida real, en la que la dificultad de un determinado objetivo puede ser tanta que parezca completamente inalcanzable, esto es una gran ventaja.

Reality if for losers who don't play videogames

Como habrás podido ver, los dos motivos que he elegido son precisamente las ventajas que los videojuegos tienen en comparación a la vida real. Hay otras, por supuesto (emoción en un entorno controlado, sorpresas y acción dentro de la seguridad cotidiana…), pero estas dos son, en mi opinión, las principales razones por las que los videojuegos pueden hacernos “descansar” de la realidad con tanta facilidad. Tienen lo que nos gustaría tener en la vida real.

    Related Posts

    Concurso de relatos sobre videojuegos: mi relato entre los ganadores
    La moda idiota de criticar el “selfie stick”
    “Si crees que este juego está bien escrito, deberías leer más libros”
    El narrador no fiable en videojuegos: Dragon Age 2

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *