The Expendables 2, una película que se acepta a sí misma tal como es

Hace poco vi la película “The Expendables 2” y tengo que reconocer que me divertí mucho. Y es que se trata de una película que tiene una virtud que siempre viene bien: no pretende complicar las cosas ni dar más de lo que puede ofrecer. “The Expendables 2” es una simple película de acción, al igual que la primera, con las estrellas del género en los ochenta y los noventa volviendo a juntarse para demostrar que todavía tienen mucho que dar en pantalla. Pero si la primera película apenas tenía aquel diálogo en la iglesia en el que Stallone, Bruce Willies y Schwarzenegger hacían un poco de burla de sí mismos, en la segunda parte la auto-parodia para a ser un componente esencial de la película.

En esta entrega tenemos a Arnold y Bruce intercambiando sus frases más famosas, a Statham y Stallone burlándose el uno del otro constantemente, y unos diálogos con frases de héroe de acción que ni en Rambo ni en Terminator quedarían mínimamente creíbles, pero que en esta cinta encajan a la perfección. Y sí, en “The Expendables 2” tenemos a Chuck Norris haciendo un chiste de Chuck Norris. ¿Qué más se puede pedir?

The Expendables 2 Stallone Cuck Norris

Me encanta que Stallone haga esa mueca incluso cuando la cámara no está filmando.

Por supuesto que el argumento tiene más agujeros que un colador, la credibilidad es nula, las explociones exageradas y todo es una simple excusa para ver a estos personajes de acción derrotando con artes marciales y armas de fuego al mayor número de enemigos por segundo que pueda haber. El villano (interpretado por Van Damme) se llama Vilain, en una demostración obvia de que ni siquiera intentaron ponerle un poco de imaginación al guión. Sin embargo, el hecho de que se lo tomen con tanta sinceridad ha hecho que verla resulte muy divertido.

The Expendables 2 no intenta en ningún momento ser creíble, o provocar en el expectador más emociones que la impresión por la enorme cantidad de explociones y escenas de acción. No intenta ser seria, ni tener una historia con sentido. Es una película de acción básica y efectista que se vende como una película de acción básica y efectista. Es un montón de históricos del cine de acción riéndose de sus propios papeles. Es, en definitiva, una película que se acepta a sí misma tal y como es.

    Related Posts

    Zootopia/Zootropolis y el argumento dramático en la comedia
    The Disaster Artist, entendiendo al autor de “The Room”
    Crítica de Kung Fury
    La previa del teaser del trailer

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *