“To the moon”, otra forma de contar una historia

El video-juego “To the moon” es un producto difícil de clasificar, aunque la mayoría de usuarios coinciden en que no es exactamente un “juego”. Hay muy poca participación por parte del usuario, y la forma en la que intervenimos solo sirve para hacer avanzar la historia. No hay grandes desafíos, ni requirimientos de habilidad, ni complicados puzzles (hay pocos, y son muy simples). Y sin embargo, “To the moon” es una creación excelente, incluso, me atrevo a decir, una obra de arte.

Como jugadores controlamos a dos científicos, un hombre y una mujer, que llegan a la casa de un hombe a punto de morir. En este escenario de un futuro cercano, los científicos son capaces de introducir recuerdos falsos, los cuales, si bien causan conflicto en la mente de las personas que aún tienen mucho por vivir, sirven para dar a moribundos en su lecho de muerte la ilusión de que han hecho algo que en realidad nunca consiguieron. Tienen la posibilidad de morir sintiendo que han cumplido su sueño, aunque eso nunca haya pasado.

Los científicos empezarán con los recuerdos más recientes del moribundo, y a lo largo de la historia juntarán enlaces usando objetos especialmente memorables para su paciente, lo cual les permitirá ir accediendo a recuerdos más antiguos. Así iremos viviendo la vida de nuestro protagonista, su relación con la mujer de su vida, y al final hechos de su infancia que hasta él había olvidado. Habrá muchos secretos y misterios (¿Por qué piensa este hombre que su sueño incumplido es ir a la luna? ¿Por qué toda su casa está llena de origamis de conejos blancos?), que poco a poco iremos desentreñando.

to the moon

Si crees que una historia pixelada no te puede emocionar, estás en un error.

Que la historia de “To the moon” tiene una excepcional belleza es algo que afirman prácticamente todos las opiniones sobre este juego. En algunos casos he leído u oído que debería ser una película, y ahí es donde discrepo. Aunque la interacción del usuario con el juego es mínima, es una parte esencial de la narrativa. “To the moon” está narrado como una historia interactiva, y no podría ser de otra manera. Sin la intervención del jugador uniendo los objetos para enlazar los fragmentos de recuerdos, la historia sería aburrida y repetitiva. El misterio tendría que ocultarse de una forma completamente diferente, y habría que crear otra manera de desvelar los secretos. La narrativa funciona a las mil maravillas, pero tal como está escrita sólo puede ser una historia interactiva.

Y es por eso que considero que “To the moon” es una obra de arte. El desarrollador ha querido contar una historia más que crear un juego, pero lo ha hecho aprovechando las posibilidades narrativas que ofrecen los video-juegos. Y lo ha hecho a la perfección. Como experiencia narrativa, “To the moon” es sencillamente excelente.

    Related Posts

    Zootopia/Zootropolis y el argumento dramático en la comedia
    The Disaster Artist, entendiendo al autor de “The Room”
    Crítica de Kung Fury
    Concurso de relatos sobre videojuegos: mi relato entre los ganadores

    2 thoughts on ““To the moon”, otra forma de contar una historia

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *