Crítica de Kung Fury

Hoy quiero hablarles de la excelente película que se ha estrenado en Youtube hace poco más de una semana, la excelente parodia de acción ochentera Kung Fury. Si habéis oído hablar de ella, sabréis que se financió a través de Kickstarter (en el cual he donado) tras tener un gran éxito con su divertidísimo trailer.

kung fury

Los ochenta han vuelto


Tal y como el tráiler prometía, Kung Fury es una película de 30 minutos con el aspecto de un film de acción de los ochenta visto en una vieja cinta de VHS. El efecto visual está tan bien logrado que hasta nos perderemos momentos de la acción debido al “tracking” en momentos en los que la supuesta cinta de VHS está demasiado gastada.

Pero la gran parodia a los ochenta que es Kung Fury no se queda solamente en lo visual. El guión es una suma de todos los clichés más exagerados de las películas de acción de esa década. El policía cuyo compañero es asesinado por el villano, las artes marciales exageradas, las explosiones, la bronca del jefe de policía, los hombres con excesiva musculatura, las chicas ligeras de ropa, los coches deportivos… y hasta el “mensaje” final alabando el trabajo en equipo. No falta ninguno de los estereotipos más trillados que los que ahora estamos en la treintena vimos de niños hasta el hartazgo.

kung fury nazis

¿He dicho ya que los malos son nazis?

Dos toques adicionales dan a esta comedia el sabor ochentero completo: la tecnología y la música. En el primer aspecto, los ordenadores de la época, y la aparición estelar de ese fracaso de público que fue el “Power Glove” están simplemente perfectos. En el lado musical, el productor nos sorprendió hace cosa de un mes lanzando el tema principal de la película (“True Survivor“) cantado nada menos que por el mismísimo David Hasselhoff.

david-hasselhoff- true survivor kung fury

No pueden ser los ochenta sin David Hasselhoff

En esta crítica no puedo dejar de recomendar esta película, hecha por un joven creador sueco, filmada casi íntegramente en su casa, con efectos caseros, pocos recursos, pero muchísimo humor e ilusión. Se nota que David Sandberg (quien escribió, dirigió y protagonizó Kung Fury) realmente disfrutó del cine de acción ochentero y quizo hacer una parodia que también fuera un sincero y divertido homenaje. Los treinta minutos que dura Kung Fury alcanzan para todo eso, sin llegar a aburrir al espectador. Es una película divertida, bien hecha, e ideal para ver con amigos. No te la pierdas.

    Related Posts

    Zootopia/Zootropolis y el argumento dramático en la comedia
    The Disaster Artist, entendiendo al autor de “The Room”
    Los robots en las películas y el instinto de supervivencia
    “Si crees que este juego está bien escrito, deberías leer más libros”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *