Zootopia/Zootropolis y el argumento dramático en la comedia

Zootopia (título en EEUU y Latinoamérica) o Zootrópolis (título en Europa) es una comedia estrenada hace pocos meses por Disney. La película ha tenido un éxito masivo, tanto de público como de crítica, que desde mi opinión personal es completamente merecido.

Además de entreternos, Zootopia nos da una lección muy importante sobre la escritura de comedias: para que una comedia sea realmente buena, su argumento debe funcionar en forma de drama. Muchas veces uno empieza a escribir una historia cómica buscando desde el primer momento el chiste, o la situación absurda. Pero lo cierto es que las grandes historias cómicas siempre tienen un argumento interesante, al que se le pueden agregar los momentos de risa a posteriori.

El argumento de Zootrópolis es muy simple: una oficial de policía novata cae como por casualidad en un caso que puede ser mucho más grande de lo que parecía. Un estafador callejero la ayudará y juntos formarán una pareja de investigadores en una aventura que incluirá contactos con la mafia, experimentos propios de un científico loco y peligrosas implicaciones políticas. Como se puede notar, hasta aquí la historia podría perfectamente haberse rodado como un thriller policial o algo similar. Los momentos de gracia (como la genial escena de los perezosos) se añaden cuando la historia lo permite, pero nunca nos distraen de la importancia del caso.

zootopia sloth scene

Los momentos graciosos se pueden añadir luego

Y esto ocurre incluso con comedias completamente absurdas. Aquí les doy dos ejemplos más:

1. Naked Gun (“La pistola desnuda” o “Agárralo como puedas”): un detective polémico, que no sigue las reglas, investiga una posible conspiración para asesinar a la reina de Inglaterra cuando esta visite los EEUU. El caso se complica cuando el detective comienza una relación con la asistente del principal sospechoso.

2. The birdcage (“Una jaula de grillos” o “La jaula de las locas”): un joven va a invitar a la familia de su prometida a que conozcan a su padre. El problema es que su padre es gay y vive con otro hombre, mientras que la familia de su prometida es conservadora y chapada a a la antigua. Si se enteran de la situación, puede que intenten romper la relación entre los jóvenes.

Como se puede ver, el argumento de Naked Gun podría ser otro thriller policial o película de acción, mientras que The Birdcage podría ser fácilmente un melodrama. Lo cierto es que prácticamente todas las grandes comedias que han pasado a la historia del cine tienen un argumento que podría funcionar perfectamente como un drama. La lección está clara: si quieres escribir comedia, escribe primero una buena historia, y añade los chistes después.

    Related Posts

    The Disaster Artist, entendiendo al autor de “The Room”
    Crítica de Kung Fury
    La previa del teaser del trailer
    Los robots en las películas y el instinto de supervivencia

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *