Sinister: cuando lo sobrenatural estropea el terror

Durante la útima década hemos visto varias películas de terror de buen nivel, que parecen estar recuperando el género tras una época de aburrimiento y secuelas sin fin. It Follows y The Babadook recibieron buenas críticas en todo el mundo, y este año Get Out se convirtió en un gran éxito gracias a su interesante atención al tema del racismo. Pero hubo otra película hace 5 años que en mi opinión podría haber sido considerada otra de las mejores y se quedó a medio camino. Estoy hablando de la película “Sinister”. Si no la has visto, te advierto que este artículo contendrá “spoilers”.

Sinister empieza, como muchas otras películas, con una familia que se muda a una casa que tiene un pasado misterioso. En este caso, unos asesinatos fueron perpetrados en la casa, y nuestro protagonista (Ethan Hawke) es un escritor que quiere escribir un libro sobre el caso. Pero según progresa encuentra unas películas antiguas que muestran a la familia asesinada, y su hijo empieza a sentirse afectado por el ambiente perturbador de la casa.

Durante esta primera mitad la película tiene varios momentos que asustan, pero el miedo viene de cómo están filmadas las escenas, de las reacciones de los personajes, y del ambiente en general. No son sustos baratos a base de ruido y apariciones repentinas, y no necesitan fantasmas u otros monstruos apareciendo en la historia para hacernos sentir incómodos. Hasta este punto, todo el misterio puede ser explicado sin seres sobrenaturales, y la película funciona perfectamente.

Pero poco a poco la historia abandona este tono sutil y realista, para adentrarse en el relato de fantasmas. No quiero dar a entender que la película sea mala, porque incluso la segunda mitad no lo es. Aún mantiene mucha tensión y bastantes sustos, pero son del tipo de los que ya hemos visto muchas veces. Son en su mayoría sustos fáciles de apariciones repentinas, de las que en películas con monstruos y asesinos sobrenaturales hemos visto en multitud de ocasiones. Están bien ejecutados, pero no son originales.

sinister

Aunque tengo que admitir que el póster tiene muy buena pinta.

Es imposile no pensar que Sinister fue una oportunidad perdida. Esa primera mitad tenía muchísimo potencial, y prometía ser un tipo de historia que no vemos mucho en el género del terror, una que no requiere fantasmas o monstruos para asustarnos. Pero desgraciadamente ese comienzo prometedor no fue desarrollado manteniendo la dirección original. Sinister es una película de terror bastante buena, pero no puedo dejar de pensar que podría haber sido mucho mejor.

    Related Posts

    Orgullo y Prejuicio y Zombies: el drama con argumento de comedia
    Orson Welles y el antiguo arte del Deep Focus
    Zootopia/Zootropolis y el argumento dramático en la comedia
    The Disaster Artist, entendiendo al autor de “The Room”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *